Entre los servicios que se ofrecen en mSoluciona Granada, está el servicio de acompañamiento hospitalario, también conocido como asistencia hospitalaria, o acompañamiento de enfermos en un hospital.

Este servicio es un recurso realmente útil para personas que tengan a un familiar ingresado en un hospital y no puedan estar cuidando de la persona todo el día, por diferentes motivos o situaciones. Tanto como si necesitas una persona que cuide de tu familiar durante el día, o durante la noche, el servicio de asistencia hospitalaria cumplirá con tus expectativas y las de la persona hospitalizada.

A continuación te explicaremos en qué consiste este servicio y por qué puede ayudar a una familia que se encuentre en esta situación.

¿Qué es la asistencia hospitalaria?

El servicio de asistencia hospitalaria consiste en el acompañamiento de la persona enferma mientras se encuentra ingresada en el hospital, ya sea contratado por la misma persona o por su familia.

A la hora de contratar acompañamiento hospitalario, se ofrece la flexibilidad horaria necesaria para que la persona siempre esté acompañada y cuidada. Tanto si la persona hospitalizada no tiene familia que vele por sus cuidados, como si sí que la tiene pero ésta, a su vez, tiene obligaciones que no permiten conciliarlas con el cuidado de la persona, este servicio les ayuda. También puede ocurrir que la persona que ha sido hospitalizada se encuentre lejos de su familia y no puedan permitirse ir a visitarle durante tanto tiempo: ahí entra este servicio para ayudar en esta situación.

Beneficios de la asistencia hospitalaria

  • Tranquilidad: saber que nuestros familiares están vigilados y con compañía mientras nosotros no estamos da tranquilidad, y eso no es algo que debamos pasar por alto. El estrés que supone tener a un familiar ingresado se suma al de querer estar siempre a su lado y, por cuestiones externas a nosotros, no poder. Los breves permisos que nos permiten ausentarnos del trabajo para cuidar de nuestros familiares ingresados suelen ser la mayor causa de esta preocupación.
  • Compañía: además de los cuidados necesarios, nuestros familiares enfermos están acompañados, sintiéndose protegidos durante todo el tiempo, aunque durante esas horas no estemos con ellos. Que la persona que esté con nuestro familiar cuando nosotros no estemos tenga el suficiente tacto y cariño a la hora de tratar a la persona también es importante, y nosotros lo sabemos. Aunque nuestros profesionales tengan experiencia en acompañar y cuidar a personas dependientes, es habitual que lo único que se busque es que la persona hospitalizada no esté sola, aunque no necesite de ningún cuidado excepcional.
  • Cuidados profesionales: la persona que cuidará a tu familiar mientras tú no estés será una persona profesional y cualificada para ello. Así, además de saber cómo tratar a la persona y hacer que se sienta acompañada, sabrá cómo reaccionar si surge un inconveniente en algún momento.
  • Trato personalizado: la clave para nuestro trabajo es personalizar nuestro servicio, adaptándolo lo máximo posible a cada persona. Si, por ejemplo, la persona enferma sufre alguna enfermedad como alzhéimer, la persona escogida sabrá cómo tratarla para que no se sienta agobiada ni saturada mientras no estamos. Si el hospitalizado necesita hacer ejercicios de estimulación cognitiva, o dar paseos, también se tendrán en cuenta.
  • Flexibilidad: el servicio de asistencia hospitalaria se adaptará a tus necesidades y tus horarios, para que así el enfermo esté siempre acompañado. En mSoluciona contamos con servicio de acompañamiento tanto diurno como nocturno, pudiendo cuidar de tu familiar hospitalizado durante la noche para que tú y tu familia podáis descansar tranquilos.

¿Por qué contratar el servicio de acompañamiento de enfermos en el hospital?

Además de para poder disfrutar de todos estos beneficios, como sentirnos realmente tranquilos ante esta situación y no estar sufriendo por estar preocupados por cómo estará nuestro familiar enfermo, contratar este servicio es por el bien de la persona ingresada en el hospital.

Las horas en un hospital pasan muy despacio, y según tus necesidades, existen diferentes servicios dentro de este mismo recurso:

  • Acompañamiento diurno y/o nocturno.
  • Informe diario de lo que ocurre mientras no estás.
  • Apoyo a los familiares, tanto emocional como en gestiones administrativas.
  • Presupuesto adaptado basado en tus necesidades y las de la persona hospitalizada.

De este modo, al contratar un servicio de asistencia hospitalaria o acompañamiento hospitalario, te aseguras poder mantener el bienestar y los cuidados de tu familiar enfermo mientras tú no puedas hacerlo personalmente. Por otro lado, si eres una persona que no puede pedir a nadie que te cuide en un hospital, no dudes en contactar con nosotros para que esa situación no siga siendo así y cambie de inmediato.

Por eso, si necesitas contratar un servicio de acompañamiento hospitalario en Granada, contacta con mSoluciona para obtener respuesta de manera rápida, eficaz y segura, con todas las garantías de una red de franquicias profesional con gran experiencia.