A medida que el ser humano envejece se van produciendo cambios y alteraciones en todo lo relacionado con su estado mental y físico, por ello es importante mantener ciertos hábitos o actividades y así intentar que mantengan la autonomía física y mental y un buen estado de salud.

Existen en la actualidad muchas investigaciones que afirman que practicando ejercicio físico el ritmo de degeneración se puede ver modificado, por ello es necesario llevar a cabo un estilo de vida relacionado con la salud, como una buena alimentación tanto en calidad como en cantidad, realización de actividades no solo físicas sino también recreativas que a la larga mejorarán la calidad de vida.

Y es que, la vida nunca prepara para la ancianidad, no hay una experiencia clara que nos diga como levantarnos de la cama cuando apenas se tienen fuerzas, o qué deberíamos hacer exactamente cuando una artrosis de rodilla se está convirtiendo en una limitación total en el día a día de quien la está padeciendo.

Para todos esos procesos en los que los problemas musculares, articulares, neurológicos, respiratorios o incluso aquellos derivados de una operación en la que se ha tenido que implantar una prótesis, el paciente va a tener que aprender cómo amoldar su vida a la nueva situación. Es en este sentido donde entra en juego la fisioterapia, como una ayuda para que a pesar de todos estos condicionantes, la calidad de vida no se vea tan afectada.

Qué hace exactamente la Fisioterapia para mejorar la calidad de vida.

El trabajo de los fisioterapeutas consiste en la realización de una valoración funcional y a partir de sus resultados poder identificar aquellos tratamientos y ejercicios que ayuden a mejorar la movilidad y el desempeño de las actividades que se llevan a cabo en la vida diaria, centradas, sobre todo, en reducir el dolor y aumentar la confianza en uno mismo.

En gran parte de los casos la fisioterapia está centrada en realizar ejercicios de estiramiento, equilibrio, tonificación con la dosis necesaria para conseguir una mejora progresiva y una reducción de los síntomas, sobre todo, en los casos de enfermedades degenerativas.

Se puede observar que son muchos los beneficios que la fisioterapia aporta a las personas mayores y en muchos de los casos es casi indispensable.

¿Cuáles son las causas?

La principal causa por la que los ancianos pueden perder sus capacidades funcionales es la inmovilidad y la falta de actividad y entre sus causas podemos enumerar las siguientes:

– Quemaduras

– Fractura de cadera o cualquier tipo de fractura ósea

– Enfermedades que impiden la movilidad y obligan a un reposo prolongado

– Accidente vascular periférico

Por este motivo, se cuenta con este servicio de una manera cómoda al ser a domicilio, para que los ancianos que lo necesiten, puedan elegir horarios y días adaptados a ellos sin tener q salir de casa.

En mSoluciona Granada contamos con este servicio, porque la calidad de vida de las personas mayores es nuestra prioridad.