En mSoluciona, especialistas en cuidado de mayores en Granada, siempre recomendamos realizar ejercicio físico de manera regular, pues tiene beneficios tanto a nivel físico como psicológico, siempre y cuando se realice de manera adecuada y guiada por un profesional.

Para hacerlo de manera correcta, es recomendable contar con la ayuda de profesionales, como fisioterapeutas que nos digan qué necesitamos ejercitar y cómo hacerlo; o incluso entrenadores personales que estén especializados en diseñar planes de ejercicio para personas mayores y que así puedan guiar y aconsejar de forma adecuada.

¿Por qué es importante hacer ejercicio en la tercera edad?

El ejercicio es beneficioso para cualquier persona de cualquier edad, pero sobre todo en la tercera edad. Existe cierto rechazo al ejercicio en este periodo de vida, pero la realidad es que se ha demostrado que el ejercicio puede ayudar a retrasar el envejecimiento del cerebro, además de ayudar a prevenir enfermedades cardiovasculares o neurodegenerativas.

Además del estado físico o fisiológico de la persona, también es beneficioso para el estado anímico y psicológico, puesto que hacer gimnasia mantiene la vitalidad y el bienestar personal. Todo esto hace sentir mejor a quien hace ejercicio, que se ve más fortalecido con el tiempo y puede mantener alejados trastornos como la ansiedad o la depresión.

Ejercicios recomendados para personas mayores

  • Estiramientos.

Hacer ejercicios de flexibilidad, más conocidos como estiramientos, es recomendable que sea de manera diaria. Además de ayudar a nuestro cuerpo a mejorar la movilidad articular, estos ejercicios hacen que tanto los músculos como los tejidos tengan la estructura correcta del cuerpo. Así, si nuestra postura corporal no es la adecuada, pueden conseguir reeducarla.

Los estiramientos pueden combatir el dolor de articulaciones o músculos, además de mejorar la capacidad respiratoria y reducir el estrés. Se debe mantener el estiramiento o ejercicio durante 30 segundos por músculo o articulación, y completar unas cuatro o cinco repeticiones, según el nivel de dificultad.

  • Ejercicios aeróbicos.

Cuando hablamos de ejercicios como caminar, practicar deportes como pilates o natación, montar en bicicleta, o incluso bailar, hablamos de ejercicios aeróbicos o de resistencia.

Realizar este tipo de ejercicios de manera diaria adaptándolos al nivel físico de cada persona es beneficioso para la salud, ayudando a prevenir enfermedades cardiovasculares regulando la tensión arterial y controlando los niveles de colesterol. Además, favorecen el buen estado anímico de los adultos mayores, por lo que es recomendable que se realice el deporte que haga sentir bien a la persona, aunque sea comenzando en un nivel más sencillo para ir evolucionando la resistencia individual con el tiempo.

  • Ejercicios para fortalecer.

Para conseguir fortalecer la musculatura y mejorar el estado de articulaciones, realizar ejercicios de fuerza dos o tres veces a la semana mejora la coordinación de las personas mayores, así como la masa muscular.

Levantar algo de peso (podemos empezar por 1 o 2kg) 10 veces y realizar 4 series de este ejercicio ayudará a fortalecer la masa muscular de los brazos, pudiendo usar como pesas botellas de agua llenas. También realizar ejercicios como sentadillas levantándonos y sentándonos en una silla ayudará a fortalecer las piernas, ayudando a la articulación de las rodillas.

Estos son sólo algunos ejemplos de ejercicios recomendables en la tercera edad, pero, como hemos puntualizado, siempre será una mejor opción ser guiados por profesionales, como fisioterapeutas especializados en fisioterapia geriátrica o fisioterapia de ancianos.