Tener mascotas resulta muy beneficioso para cualquier persona, y en el caso de los adultos mayores aún más.

Los perros son animales muy fieles, cariñosos y que con buena educación pueden ser adiestrados con facilidad por tener un carácter tan dócil, aunque siempre depende del perro. Por eso, resulta una opción realmente buena como mascotas de personas mayores.

Antes de adoptar un perro, debemos tener en cuenta el estado de la persona, así como sus capacidades para cuidar del animal. Por otro lado, también debemos tener en cuenta las características del perro, como su tamaño, su carácter o su edad. Es una gran responsabilidad y que debemos meditar a largo plazo.

¿Por qué es bueno adoptar un perro para personas mayores?

Adoptar un animal es la mejor decisión que podemos tomar, siempre y cuando estemos mentalizados de que tener un animal es una responsabilidad para toda la vida del mismo. Un perro ofrece todo su cariño a cambio de nuestros cuidados y nuestro amor y protección. Adoptar un perro significa darle un hogar, incluso una segunda oportunidad de confiar en el ser humano.

En cuanto al anciano, nos encontramos ante personas cuya vida no es tan activa como era cuando eran jóvenes. Tener un animal bajo su cuidado aumenta la responsabilidad de la persona anciana, así como su autoestima al sentir que tienen un compromiso que cumplir con su nueva mascota, la cual depende totalmente de ella. Es más, existen estudios científicos que demuestran que las personas mayores que tienen la compañía de un perro sienten menos dolores y enferman menos. Además, también se ha demostrado que acariciar un animal provoca la liberación de oxitocina, conocida como la hormona de la felicidad.

Beneficios de tener un perro en la tercera edad

Adoptar un perro para una persona mayor presenta múltiples beneficios tanto para el animal como para el adulto. En el caso de la persona anciana, podemos citar varios de los aspectos positivos que obtiene al cuidar de un perro:

  • Favorece la actividad física.

La necesidad de pasear al perro fomentará la actividad física de la persona mayor, acabando con el sedentarismo y beneficiando así la salud del anciano o de la anciana. Jugar con el perro tirándole una pelota para que la recoja mejorará el humor general del adulto mayor al divertirse con su nueva mascota, mientras que se ejercitará más que si estuviese en casa sin hacer nada.

  • Disminuye la sensación de soledad.

Tener la compañía incondicional del animal hará que la persona mayor no se sienta sola, lo que puede perjudicar de manera grave su estado anímico, pudiendo llegar a provocar depresión. A su vez, al salir a pasear a parques o simplemente por las calles, se conoce a otros dueños de perros, por lo que también mejorará sus relaciones sociales al interactuar con ellos aunque sea una simple conversación sobre sus perros.

  • Reduce el estrés.

Como hemos mencionado anteriormente, existe un estudio que demuestra que acariciar a un animal, en este caso acariciar a un perro, provoca la liberación de oxitocina en el cuerpo humano. Esto se conoce como la hormona de la felicidad, por lo que cuando se asegura que acariciar a nuestra mascota nos genera felicidad, estamos hablando literalmente.

  • Aumenta la seguridad.

Al tener la atención de un animal, cualquier persona está más segura, ya que está protegida por el mismo. Si están adiestrados para ello, pueden ayudar a ciertas cosas a los ancianos, al igual que ladrarán alarmados si algo le pasa al adulto mayor que se encuentre a su cuidado.

  • Mejora la autoestima.

Por todos los beneficios anteriores, nos encontramos ante un notable aumento de la autoestima en las personas mayores que son dueñas de uno o incluso varios perros. Al sentirse útiles para que su perro tenga una buena calidad de vida también les hará tener de nuevo responsabilidades, y, sobre todo, volver a sentirse necesarios.

  • En consecuencia, ayuda a mantener un buen estado anímico, que influirá en el estado de salud de la persona mayor, favoreciéndolo.

Perros más recomendables para personas mayores

Los perros más adecuados para personas mayores no tienen que ser de una raza en particular, siendo los perros mestizos muy adecuados e igual de cariñosos. Pero, ¿hay algún aspecto que debamos tener en cuenta antes de adoptar un perro para una persona mayor? Desde luego que sí.

Perros adultos mejor que cachorros

Aunque los cachorros suelen dar mucha ternura y verles crecer puede generar mucha felicidad, los perros adultos son mejor opción que cachorros. ¿Por qué? Los perros adultos generalmente ya han adoptado comportamientos básicos como no hacer sus necesidades en casa, sino en la calle. Además, los cachorros suelen ser muy activos desde el principio, necesitando mucha disciplina antes de comenzar a hacer caso a su dueño o a su dueña, lo que puede fatigar a un anciano al necesitar hacer un esfuerzo extra tanto en criar al perro como en educarlo.

Ten en cuenta el tamaño del can

En este aspecto, es preferible que el perro a adoptar sea de tamaño pequeño o de tamaño mediano. Generalmente, los perros de tamaño grande tienen más fuerza, por lo que si tiran más de la cuenta de la correa al pasearlos, pueden hacer perder el equilibrio a la persona o incluso hacerle daño sin darse cuenta.

Intenta conocer el carácter del perro

Un perro con un carácter sociable y cariñoso puede resultar la mejor opción para una persona mayor. Un anciano no tiene la misma capacidad de controlar un perro nervioso o un poco más alterable, por lo que consultar primero el carácter del perro, así como su actitud ante otras personas o animales, puede resultar decisivo a la hora de escogerle para formalizar su adopción. Por supuesto que un perro puede cambiar con paciencia, educación y tiempo, pero una persona mayor puede no tener tanto de estos aspectos como una persona más joven.

Prioriza su educación

Es importante que el perro conozca los aspectos básicos para entenderse con la persona mayor, como “siéntate”, “quieto”… Así como no tirar de la cuerda cuando se está de paseo. Si no es así, el adulto mayor puede intentar enseñarle, y si no fuese capaz, contar con los servicios de una persona que adiestre perros de manera profesional.

Como expertos en cuidado de mayores en Granada, en mSoluciona Granada creemos que los perros pueden ser de gran ayuda para mejorar el bienestar de nuestros mayores.