En muchos casos, algunos de los accidentes que sufren las personas mayores podrían evitarse, sobre todo los que ocurren en su propio hogar.

La principal causa de accidentes en el hogar suele ser la pérdida de capacidad de movimiento y equilibrio, aunque sea de manera paulatina, así como pérdida o degeneración visual y auditiva causada por el propio envejecimiento. Del mismo modo, no sólo la degeneración cognitiva puede causar accidentes, sino que también puede influir de manera significativa la falta de adecuación o adaptabilidad del hogar.

Los accidentes que pueden ocurrir abarcan desde caídas más o menos graves, hasta quemaduras o intoxicaciones. Por eso, se deben tomar ciertas precauciones con el objetivo de evitar accidentes en el caso de las personas ancianas, tanto en el hogar como en el exterior, además de practicar ejercicio físico y realizarse revisiones de salud cada cierto tiempo.

Precauciones que debe tomar el anciano para evitar accidentes

  • Usar calzado cómodo con suela antideslizante es indispensable, así como con suelas adaptadas si se tiene problemas de pisada. Si la movilidad no es la adecuada, se debe valorar el uso de muletas o andadores que ayuden al anciano a desplazarse sin peligro.
  • Tener todos los utensilios necesarios para el día a día al alcance de la mano. Se debe intentar en la medida de lo posible no tener cosas necesarias en alturas altas para que el anciano no tenga que subirse a sillas o escaleras.
  • Levantarse de la cama de manera paulatina y sin movimientos bruscos, permaneciendo unos minutos sentado en el borde de la cama antes de levantarse por completo. Al incorporarse totalmente, es preferible que tenga algún sitio en el que sujetarse si se produjera un mareo.
  • Si se siente mareado o sin fuerzas, es mejor sentarse y descansar en vez de forzar el movimiento.
  • Contar con un sistema de aviso a emergencias colgado al cuello para que, en caso de que haya algún problema, se le atienda con la máxima urgencia.

Adaptabilidad del hogar para evitar accidentes domésticos

  • Evitar tener suelos resbaladizos o irregulares que puedan provocar resbalones o tropiezos. Si se tienen escalones y la movilidad no es buena, es preferible colocar rampas en los lugares de cambio de nivel.
  • Mejor no tener alfombras, pero, si se tienen, colocar bases antideslizantes debajo de las mismas, y procurar que nunca tengan los extremos levantados.
  • Colocar barras de sujeción en las zonas que sea necesario, como en la entrada de la ducha o al lado del W.C.
  • Si se tiene bañera, es preferible cambiarla por una ducha con un plato antideslizante y con características acordes a la adaptabilidad para personas dependientes.
  • Iluminar adecuadamente las habitaciones, con llaves a la altura del anciano. Se pueden instalar luces que funcionan al detectar movimiento en los pasillos por si la persona mayor se levanta por la noche.

Precauciones para evitar intoxicaciones

  • Los alimentos deben lavarse en conciencia, sobre todo las frutas y verduras, aunque vayan a cocinarse después.
  • Conservar de manera correcta los alimentos puede evitar que éstos se estropeen a causa de bacterias u hongos.
  • Se deben cocinar bien las carnes y los pescados, evitando productos crudos. El pescado debe estar previamente congelado para evitar enfermedades como el anisakis. Se recomienda congelar el pescado fresco a una temperatura igual o inferior a -20ºC durante al menos 24h antes de consumirlo.
  • Se debe prestar mucha atención a la fecha de vencimiento de los alimentos, así como de envases y latas.

Consejos para manejar la medicación

  • Tomar única y exclusivamente la medicación recetada por el médico.
  •  Se deben seguir las pautas dadas por el médico, siempre respetando la cantidad recetada, así como cada cuánto tiempo se debe tomar. Es recomendable apuntar esta información en la propia caja del medicamento para evitar olvidarlo y equivocarse.
  • Siempre se debe guardar la caja del medicamento con su prospecto para saber toda la información del mismo.

Prevención de quemaduras

  • Se debe dejar de fumar, pero si se fuma, se tiene que tener mucho cuidado con las colillas, asegurando siempre haberlas apagado por completo. Nunca fumar en la cama o en un sofá.
  • Alejar de estufas o chimeneas productos inflamables, así como artículos de tela como trapos o toallas.
  • Evitar utilizar velas o cerillas. Es mejor tener a mano linternas en caso de que se vaya la luz de la casa.

Cómo evitar caídas de ancianos en la calle

  • Siempre mirar a ambos lados de la calle antes de cruzarla, por supuesto, por un paso de cebra y nunca por una zona en la que no le haya simplemente por intentar acortar el camino.
  • Ayudarse de un bastón o muleta para andar por la calle, y, si se tiene alto riesgo de caída, mejor intentar ir acompañado por una segunda persona.
  • Extremar la precaución al subir o bajar de transportes públicos, ayudándonos de los agarradores que haya, o incluso solicitando ayuda si la necesitamos.

Como expertos en cuidado de mayores en Granada, desde mSoluciona Granada damos estas pautas y medidas de prevención de accidentes de ancianos. Si necesitas contratar un servicio profesional que atienda las necesidades de una persona dependiente, no dudes en ponerte en contacto con nosotros sin compromiso para obtener respuesta rápida y segura.